ODB

Los fiscales del Equipo Especial del caso Lava Jato anunciaron que han ampliado la investigación preparatoria a los representantes de las empresas Graña y Montero, JJ Camet e ICCGSA por los presuntos delitos de colusión y lavado de activos. Estas tres compañías integraron el consorcio, junto a Odebrecht, que ganó la licitación de la construcción de la Carretera Interoceánica por la cual se pagó una presunta coima al expresidente Alejandro Toledo.

“El equipo especial ha decidido formalizar la investigación preparatoria contra los representantes de las empresas Graña y Montero, JJ Camet e ICCGSA, como consecuencia de un paciente trabajo de corroboración en el marco del proceso especial del señor Jorge Henrique Simoes Barata”, dijo el fiscal Hamilton Castro en un video difundido por las redes sociales del Ministerio Público.

Trabajo diligente

El pasado 12 de noviembre, el fiscal Hamilton Castro declaró en el programa Panorama que su despacho sí consideraba a las empresas asociadas a la constructora brasileña en la investigación. Esto fue una respuesta a la congresista Yeni Vilcatoma que lo acusó de encubrir a las constructoras consorciadas.

El fiscal Javier López Romani explicó que para la ampliación de la investigación fue necesario antes corroborar lo declarado por el exdirectivo de Odebrecht en Perú, Jorge Barata. “No basta solo el dicho del colaborador. Ha ido importante la corroboración a través de pericias, declaraciones y de una serie de diligencias en recabar documentación y verificar documentación contable, económica y financiera de los consorcios y las personas jurídicas”, dijo.

Los delitos

De acuerdo a los fiscales, los representantes de las empresas Graña y Montero, JJ Camet e ICCGSA serán investigadas por los presuntos delitos de lavado de activos y corrupción de funcionarios, en su modalidad de colusión. “El tipo penal es el delito de colusión en tanto las personas incluidas tenían conocimiento, aceptaron el acuerdo para la asignación irregular de la obra Interoceánica. Además tuvieron competencia por el pago de las coimas, de las ventajas indebidas recibidas por nuestro expresidente (Alejandro Toledo)”, explicó el fiscal Sergio Jiménez.

El fiscal Marcial Paucar dijo que se identificaron las operaciones con la que se buscó lavar el dinero procedente del delito de colusión. “A través de diligencias y de una pericia se ha establecido que bajo el concepto denominado ‘riesgos adicionales’ se habría tenido como propósito dar una apariencia de legitimidad activos que ya tenían fuente delictiva, que en este caso es el delito de colusión”, explicó Paucar.

EL CASO LAVA JATO

La operación Lava Jato comenzó en 2013 en Brasil. La Justicia descubrió que las principales constructoras de ese país pagaban sobornos para obtener las más grandes licitaciones públicas de infraestructura. La investigación demostró que ese grupo operaba de la misma manera en el resto del países de América Latina y en otras partes del mundo, como en Suiza y Angola.

FUENTE http://rpp.pe/