OH

Las declaraciones de Marcelo Odebrecht a la Fiscalía respecto del apoyo que brindó su empresa a expresidentes y candidatos presidenciales en nuestro país, solo reforzará la defensa de Ollanta Humala y agravará la situación de Alan García y Keiko Fujimori, según aseguró este sábado el abogado del expresidente Alberto Otárola.

Otárola comentó en RPP Noticias que las respuestas que dio el ex CEO de la constructora brasileña a los fiscales que le interrogaron en noviembre no han revelado nada nuevo. “Para nosotros no hay novedades porque conocemos junto a las autoridades, lo que han dicho Odebrecht y Barata, respecto del Partido Nacionalista. No hay sorpresa adicional ni versión distinta”, comentó el abogado

Este sábado el portal IDL-Reporteros, publicó la transcripción de la declaración de Odebrecht. En ella el empresario admitió haber autorizado un envió de US$ 3 millones a la campaña de Ollanta Humala. “Teníamos más acceso a Humala que los empresarios peruanos, que vivían enfrentados con él. Y eso fue conseguido por la relación que tenía con el PT (Partido de los Trabajadores de Brasil)”, dijo Odebrecht.

Situación de Alan García Y Keiko Fujimori

Otárola comentó que el expresidente Alan García se vería afectado por las declaraciones de Odebrecht, debido a que este aseguró que le apoyaron a través de las empresas consorciadas. Agregó que según el empresario, García estaba muy relacionado a la familia Odebrecht y que por tanto la Fiscalía debía seguir esa línea de investigación.

Respecto de la lideresa de Fuerza Popular, Keiko Fujimori, el abogado dijo que Odebrecht la apoyó debido a que Ollanta Humala iba contra el sistema. “Barata ha dicho con mucha claridad que apostaron por la candidatura de la señora Fujimori, ya que el señor Humala era una incógnita y era imprescindible apoyarla para derrotar a Humala que era antisistema”.

Quien también se pronunció fue el abogado de la exprimera dama Nadine Heredia, Wilfredo Pedraza y aseguró que el supuesto aporte al Partido Nacionalista provino del Partido de los Trabajadores brasileño y no tanto por interés de Odebrecht, que sí solía relacionarse con los partidos más grandes financiándolos.