Las secuelas de la temporada de lluvias por la que atravesó nuestra región aún son palpables. producto de las precipitaciones y deslizamientos decenas de infraestructuras educativas quedaron inutilizables y los más perjudicados fueron los niños y niñas de las provincias de Cutervo, Hualgayoc, San Marcos, Santa Cruz y Jaén.

En su momento, el gobierno regional se comprometió a solucionar esta situación y evitar que los niños pierdan clases, sin embargo, hasta el momento al parecer el compromiso asumido no se cumpliría.

Hace unas semanas, cansados de esperar un apoyo que nunca llegó, un grupo de niños en la provincia de Cutervo hacían clases en plena vía pública. las imágenes causaron indignación en la población que exigió a las autoridades tomar cartas en el asunto, no obstante, el problema por ahora sigue sin resolverse.

Y mientras en Cutervo, los niños estudian en las calles, en el local de la dirección regional de educación de Cajamarca los módulos educativos, es decir las estructuras para armar las aulas pre fabricadas, se encuentran almacenadas desde el mes de agosto, abandonadas, sin ser utilizadas, expuestas al ambiente y haciéndose inservibles.

Milser Monteza, director de gestión administrativa de la dirección regional de educación, explicó los problemas en la distribución de estos módulos a las zonas afectadas por las lluvias, reconociendo el retraso y asegurando que estos problemas son responsabilidad plena del Ministerio de Educación.

Asimos, Monteza Guerrero detalló que son 33 módulos educativos los que se encuentran almacenados en el local de la dirección regional de educación, los mismos que servirían para mejorar la calidad de educación de aproximadamente 650 niños de la región, los mismos que hoy se ven privados de esta ayuda por una aparente negligencia de las autoridades educativas.