CA

El secretario general de la ONU, António Guterres, confirmó este viernes la muerte de al menos doce “cascos azules” en un ataque perpetrado en la noche del jueves en el norte de la República Democrática del Congo (RDC). Horas después, la cifra de víctimas fue elevada a 14 por el jefe de las operaciones de paz de la ONU, Jean-Pierre Lacroix.

“Ahora podemos confirmar al menos 14 ‘cascos azules’ muertos y otros 53 heridos, tres de ellos en estado muy grave. Estos ataques deliberados contra las fuerzas de paz de la ONU son inaceptables y constituyen un crimen de guerra”, dijo Lacroix, en un encuentro con la prensa en la sede de la ONU.

Zona de guerra. De los 40 heridos, cuatro están “muy graves”, según el secretario general, quien expresó su indignación e hizo un llamamiento para que los responsables del ataque contra la Misión de las Naciones Unidas en la RDC (MONUSCO) sean llevados ante la justicia. “Estos ataques deliberados contra las fuerzas de paz de la ONU son inaceptables y constituyen un crimen de guerra (…) que no pueden quedar impunes”, afirmó el diplomático portugués, quien pidió a las autoridades de RDC que investiguen lo ocurrido.

El secretario general recordó los “enormes sacrificios” que hacen los Estados miembros que aportan contingentes militares a las misiones de paz de Naciones Unidas “al servicio de la paz mundial”. Según un informe de Human RIghts Watch, 536 civiles murieron en la RD Congo entre junio y noviembre de este año por violencia de grupos armados.

RD Congo, antiguamente conocido como Zaire, es uno de los países más grandes del centro de África

FUENTE http://rpp.pe/