LECHE

La fiscalía de París abrió una investigación preliminar por “daños involuntarios” y “puesta en peligro de la vida ajena”, entre otros, por el caso de la leche infantil contaminada con salmonela del grupo francés Lactalis.

La investigación preliminar se abrió el viernes, también por los presuntos cargos de “engaño agravado por el peligro para la salud humana”, y “no ejecución de un procedimiento de retirada de un producto” perjudicial para la salud, y fue confiada a los gendarmes de la sección de investigaciones de Angers (oeste de Francia) y de la oficina pública Oclaesp, especializada en este tipo de casos.

Toneladas contaminadas

Lactalis, el primer grupo lechero francés, anunció la semana pasada la retirada de toda su producción desde febrero de leche infantil y otros productos del mercado francés e internacional, procedentes de la planta de Craon (oeste) por riesgo de contaminación con salmonela. “Una contaminación se introdujo en nuestra fábrica de Craon a raíz de unas obras realizadas durante el primer semestre de 2017”, informó la empresa.

El volumen de los productos afectados por esta retirada masiva representaría miles de toneladas. Pero el grupo Lactalis, conocido por su discreción -no publica sus cuentas-, no quiso dar ninguna cifra.

La primera demanda la presentó a mediados de diciembre Quentin Guillemain, padre de una niña de tres meses que consumió una de las leches infantiles afectadas, pero que no enfermó. La asociación de consumidores UFC-Que Choisir había anunciado su intención de hacer lo mismo. “La apertura de esta investigación es una muy buena noticia. La fiscalía fue muy reactiva y eso muestra que los elementos que habíamos denunciado proporcionan material para una investigación”, dijo Jade Dousselin, abogada de Guillemain.

INMOVILIZADO EN EL PERÚ

El pasado 11 de diciembre Indecopi emitió una Alerta de Consumo sobre los alimentos lácteos provenientes de la empresa francesa Lactalis, luego de que el gobierno francés advirtiera un riesgo de contaminación de salmonela en lotes enviados a varios países, entre ellos al Perú, donde iban a comercializarse bajo la marca Gloria Infant 3.

El Ministerio de Salud, a través de Digesa, confirmó que un lote con 36 mil sachets ingresaron al Perú para ser repartidos sin valor comercial, es decir gratis. La institución ordenó la inmovilización de los productos lácteos importados que entraron al Perú el 14 de agosto último como medida preventiva.

En Fracia, la autoridad de vigilancia sanitaria registró 35 bebés afectados por salmonelosis desde agosto hasta el último 20 de diciembre. Esta cantidad, poco frecuente, la llevó a mencionar una “epidemia”. La salud de todos los niños que enfermaron, incluidos los 16 que fueron hospitalizados, es buena. Entre ellos, se probó que 31 habían consumido una leche infantil de la fábrica de Craon de Lactalis.

FUENTE http://rpp.pe/