Y en un mensaje a la nación, el presidente Ollanta Humala aseguró que el Perú se siente complacido tras la lectura del fallo de La Haya. Minutos más tarde, el presidente ordenó abrir las puertas de Palacio de Gobierno y darse un baño de popularidad.