El conocido pasaje de la cultura ubicado entre los jirones Dos de Mayo y el Batán es exclusivo para tránsito peatonal y organización de eventos culturales. El tránsito de cualquier vehículo es totalmente prohibido; sin embargo, en un video enviado por uno de nuestro usuario de Whatsapp se aprecia como un efectivo policial hace caso omiso a las reglas e ingresa con su moto lineal hasta el complejo policial 15 de septiembre ubicado en el Pasaje de la Cultura.

Una clara muestra que los responsables de hacer valer la ley y las reglas las ignoran irresponsablemente.

En este otro video vemos como un vehículo de una conocida empresa de venta de brevetes se encuentra estacionado cómodamente en una zona rígida. ¿Acaso no son ellos quienes deberían de guiar las normas de estacionamiento a los nuevos conductores?

Ahora se entiende mejor porque los conductores hacen caso omiso a las reglas.